lunes, 13 de septiembre de 2010

Consejos prácticos en la cocina (estos sí) para comer mejor

Y no es que haya otros consejos que no lo sean, pero considero una base fundamental los que a continuación os cuento también a vosotros.

En realidad se trata de un sólo consejo: cambiar la forma de cocinar.

Debemos recuperar la cocina:
  • al horno
  • a la parrilla, barbacoa
  • en cazuela de barro
y promover además el uso de:
  • wok
  • sartenes de teflón 100% antiadherentes
  • microondas


La cocción o asado al horno casero permite un cocinado del alimento en su propio jugo sin necesidad de añadir grasas adicionales a las de los propios alimentos que se asan. Es una forma extremadamente fácil de cocinar ya que no requiere de otros conocimientos como sofreír, freír, etc. Introducir el alimento y esperar a que se haga. Además es fácil cocinar para varios o para guardar para días posteriores. Se aconseja utilizar alimentos de calidad. El pollo mejor siempre de granja.

Los asados en barbacoa o parrilla suelen ser más típicos en verano. Siempre que la climatología lo permita, lo recomiendo con frecuencia. Debe contemplarse siempre dos problemas que no suelen darse en otro tipo de cocción: quién es el cocinero y que éste cuide adecudamente del fuego y la preparación.
Este tipo de forma de cocina suele confundirse con fiesta. Y si bien son perfectamente compatibles, siempre debe asegurarse de que un cocinero se encargue de la preparación, distribución de la brasa y de la comida, etc. Se debe prestar especial atención a no quemar excesivamente los alimentos.

La cocción en cazuela de barro es un utensilio casi en peligro de extinción. El barro, "por extraños poderes que debe contener", enriquece de forma especial las comidas, como lo hacen las cucharas de madera, que parecen transmitir el conocimiento de plato en plato. Y gracias a ello, debemos utilizar este beneficio para preparar todo tipo de comidas con menor cantidad de aceite de lo que haríamos en un guiso normal o incluso sin aceite. Por supuesto si lo dejamos reposar, mejor.

El wok es un útil puesto de moda más recientemente con la comida asiática. Gracias a su forma podemos saltear alimentos prácticamente sn aceite. Cocinar a la plancha es también posible, pero es sencillo que se pegue.

Las sartenes y planchas de teflón actuales son otra muy buena opción de cocinado ya que permiten cocinar sin ningún aceite. Es un detalle importante el que las sartenes siempre mantengan "su integridad más íntegra": o sea, que no tengan rayaduras que harían que se peguen los alimentos y que se oxiden. Para ello pueden usarse utensilios de madera o especiales -por ejemplo plástico-. 

En cuanto a la cocina al microondas, es una de las más insípidas. El propio cocinado en sí destruye parte de las fibras además de desecar el alimento. Para evitar el desecamiento se recomienda tener dentro un vasito -resistente a la temperatura- siempre lleno de agua, lo que hará que cuando se introduzcan alimentos se mantenga cierto nivel de humedad. Esto es especialmente útil cuando cocinamos alimentos más de un par de minutos como se suele usar normalmente. Se recomienda siempre usar alimentos de muy buena calidad, añadir agua, utilizar varios alimentos, usar especias, etc.

A veces es mejor echar una cucharada para cocinar un alimento y echar otra por encima en crudo por ejemplo, o usarla para una ensalada o simplemente... ahorrártela.

En otra ocasión, profundizaré más en las formas de cocinar o en los extraños poderes de la madera.
De momento a cambiar las sartenes, tirar la freidora y limpiar el horno :)