domingo, 19 de diciembre de 2010

Adelgazar con Wii Fit plus: El colmo de los colmos

Yago PérezDietista - Nutricionista

Wii Fit para adelgazar

La nueva campaña de Nintendo y Wii fit plus hace referencia a que podemos perder peso en casa y controlar nuestro gasto energético.

No hay mucho que decir de la impresionante chorrada de pretender perder peso en casa haciendo posturitas.

Vamos, que ya cuesta perder peso en casa con una bici estática, ahora el colmo de los colmos es perder peso haciendo posturitas.

Pues sí, perder perderás... el tiempo. Para quemar 100 calorías a lo mejor tienes que estar 6 horas haciendo posturitas, porque como comprenderás, las posturitas de yoga, quemar lo que se dice quemar.... pues queman lo mismo que levantarse de la cama. Si te levantas de la cama 400 veces al día, sí, gastas calorías.

A ver si no mezclamos churras con merinas. Una cosa es que me divierta jugando. Otra muy distinta que sea un método de adelgazamiento, que va a ser que ni de broma.

Sinceramente, se gasta tres mil veces más jugando a cantar y bailar.

Evidentemente, el gasto energético de hacer "posturitas" con la Wii Fit Plus, no lo ha calculado nadie exactamente -creo-. Pero sí que os puedo contar el gasto energético de algunas actividades:

Dormir: 0,9 
Leer, ver la tele: 1,2
Conducir el coche: 1,8
Cocinar. 2,7
Andar despacio: 3
Pasear en bici: 4
Baile suave: 4
Baile intenso: 5,4
Bajar escaleras: 6
Jugar al tenis: 6
Nadar: 7,8
Esquiar: 9
Subir escaleras: 15

Los valores están en Kcal consumidas, por kilo de peso y hora.

Por ejemplo, la diferencia de dormir a cocinar es sólo 3 veces más (dormir: 0,9;  x 3 = 2,7, que es igual que cocinar)
Hay que puntualizar bien esto: el gasto energético depende del peso del individuo que realiza el ejercicio.
No gasta la misma energía una persona de 60 kilos haciendo bici, que su hermano gemelo de 65 kilos.
Este es un PEQUEÑO detalle que a veces no tienen en cuenta mucho aparatos de ejercicios (bicicletas estáticas, elípticas, etc), asumiendo que hemos perdio una cantidad de calorías, que evidentemente no es.

Por otro lado, estos son valores aproximados, que no tiene en cuenta muchos otros factores. Así una persona deportista o con más masa muscular quemaría ligeramente más por ser las fibras musculares más activas. Mientras que otra con sobrepeso, obesidad o en definitiva un porcentaje de grasa superior al normal podría ver su consumo real disminuido en relación con el calculado, ya que las células grasas o adipocitos, demandan menos energía.


Por ejemplo, una persona de 60 kilos que camine despacio una hora, gastaría: 60 (Kg) x 3 (Kcal) =  180 Kcal- (SÓLO, sí)
Y una que suba escaleras una hora, gastaría: 60 (Kg) x 15 (Kcal) =  900 Kcal

Cualquier Nutricionista, creo, te dirá siempre lo mismo en ese sentido: Es mejor no consumir, que tener que quemar.
Caminar una hora es una tarea que puede resultar bastante poco apetecible. En ocasiones, imposible por falta de tiempo. Sin embargo, dejar de comerse un croissant de 50 g (normalmente pesan 60 o más), produce el mismo efecto: ahorrar 180 Kcal.