domingo, 31 de julio de 2011

Inneov Solar Intensivo Antiox... ¿Antiox?

Otro de los productos de moda.
El producto alega tener propiedades de acción antioxidante a dos niveles, atrapando radicales libres y estimulando las defensas del organismo.



La Agencia de Seguridad Alimentaria Europea (EFSA, European Food and Safety Agency), ha elaborado un documento en relación al betacaroteno y las alegaciones que suelen hacerse en los suplementos dietéticos, consluyendo que:
  1. No existe ninguna relación entre el consumo de betacaroteno y protección de daño oxidativo en proteínas y lípidos ni protección del ADN.
    Los efectos normalmente citados incluyen "antioxidante y antiedad", "acción antioxidante", y "protección del ADN celular".
  2. No existe ninguna relación entre el consumo de betacaroteno y protección de la piel del daño inducido por los rayos UV, incluido el daño fotooxidativo.
    Los efectos normalmente citados incluyen "protección de los tejidos y la piel contra agentes oxidantes, exposición solar, actividad antioxidante". 

A esto, hay que añadir que diversos estudios indican un mayor riesgo de cáncer asociado al consumo de betacaroteno sintético.
Un estudio realizado en Finlandia en 1994 haya un 18% de mayor incidencia de cáncer de pulmón. Realizado entre más de 29 mil fumadores, se observó una mayor incidencia en riesgo de cáncer de pulmón en aquellos a los que se le dio una dosis oral de 20mg/día de betacaroteno.
Otro estudio realizado en 1996 entre 15 mil pacientes fumadores, mostró un aumento del 28% de cáncer de pulmón en el grupo que recibió 30mg/día, por lo que ni siquiera se llegó a terminar. 

CONCLUSIONES

  1. El betacaroteno no protege de la acción dañina de los rayos UV, no protege contra el daño celular ni contra el daño oxidativo.
  2. El uso de betacaroteno sintético en fumadores queda completamente descartado, ya que según sugieren los estudios, produce un aumento importante de riesgo de cáncer de pulmón.