lunes, 10 de septiembre de 2012

Alimentación correcta en la infancia

Yago Pérez, Dietista - Nutricionista

Alimentación en la Infancia

Iniciamos el curso escolar 2012 con muchos centros que dejan de ofrecer menús escolares, por lo que muchos padres deben cocinar y recurrir al "taper".
Esta pequeña guía os ayuda a saber qué y cuántas veces deben comer a lo largo del día.

Lo mejor para alimentar bien a los niños es proporcionarles una amplia variedad de alimentos, especialmente de temporada.

Hay que tener en cuenta que existe una gran variedad de alimentos que aportan los mismos nutrientes, por lo que podemos elegir los que responden mejor a los gustos del niño, a alimentos de temporada o aquellos típicos de nuestra gastronomía local.

Es recomendable repartir los alimentos en 5 comidas al día: desayuno, media mañana, comida, merienda y cena.
Debemos aportar una dieta variada y equilibrada procurando incluir alimentos de todos los grupos.
Pirámide de la Alimentación Saludable, Junta de Andalucía

Los alimentos que deben formar parte de la dieta de los niños y en general de toda la familia son:

  • Lácteos: los niños deben tomar entre 1/2 litro a 1 litro de leche o derivados lácteos (yogures, cuajada, quesos, etc.) lo que supondría 2 ó 3 raciones repartidas a lo largo del día.
  • Carnes, pescados y huevos: se deben tomar 2 ó 3 raciones al día. Se aconseja moderar el consumo de carnes grasas y embutidos.
  • Frutas, verduras y hortalizas conviene consumir 5 raciones al día, incluyendo 2 ó 3 piezas de fruta en la alimentación diaria de nuestros hijos. Algunas veces se puede sustituir la pieza de fruta por el zumo recién exprimido o por fruta cocinada. Verduras y hortalizas se consumirán 3 o más raciones, algunas en forma de ensaladas o como guarnición de segundos platos.
  • Los cereales (pan, maíz, arroz y pasta) y las legumbres se deben consumir hasta alcanzar 6 raciones diarias. Una o dos raciones se pueden tomar en el desayuno (pan, galletas, cereales de desayuno) o a media mañana (bocadillo), también en la comida, merienda y cena se puede incluir pan y además en la comida o en la cena se puede tomar pasta, arroz y/o legumbres para completar el consumo aconsejado.
  • Los dulces y grasas deben tomarse con moderación. Algunos productos como los dulces, la bollería y alimentos con mucha grasa, poseen gran cantidad de azúcares sencillos, grasa saturada y pocas vitaminas y minerales. Las grasas de elección serán el aceite de oliva y algunos aceites de semilla como el de girasol.
Para hacer una estimación aproximada de las necesidades energéticas diarias  -lo que puede ayudar a la hora de interpretar la información nutricional del etiquetado de los alimentos- el cálculo del gasto energético de un niño sano se hace en función de su peso corporal:
Según la OMS, se establece el Gasto energético total en 70 kcal / kg de peso en niños de 7 a 10 años.
De 10 a 12 años se establecen diferencias en función del sexo y podemos hacer una estimación multiplicando el peso (en kg) por 55 en el caso chicos y por 47 en el caso de chicas.