martes, 28 de enero de 2014

Lechugas vivas en casa

Yago Pérez, Dietista - Nutricionista

Cultiva tus lechugas vivas en casa

Mi nueva mascota es una lechuga.
Se llaman lechugas vivas aunque técnicamente las otras también lo están, y es la nueva "moda".
Vienen etiquetadas como tal, como "lechuga viva", en un recipiente con agua.
Se diferencia porque tiene todas sus raíces intactas en el recipiente.

Lechuga viva. Comprada el 24 de Diciembre de 2013

Estas lechugas se cultivan en cultivos hidropónicos, unos cultivos que en vez de utilizar tierra o sustrato usan sólo agua con todos los nutrientes específicos que la lechuga necesita.
Una vez está lista para la cosecha en lugar de cortarla del suelo se recoge del recipiente con agua que la contiene, obteniéndose la lechuga entera junto a todas sus raíces.

Esta la vi y ... no me pude resistir a cultivarla en lugar de comérmela. Así que la cuido como una planta más "a ver qué pasa", o más bien a ver cuánto dura viva o si sigue creciendo, hasta cuándo, etc.

Más de un mes después está en perfecto estado.
Aunque las hojas más viejas se han amarilleado -las he arrancado- también le ha salido hojas nuevas que forman un cogollo. Si el recipiente contiene mucha agua las hojas se pudrirán, así que cuida que si llueva no se llene demasiado.
Alguien que las ha probado me ha dicho que esta variedad está muy rica.

Lechuga viva. Aspecto 9 días después de la compra (mojada por la lluvia)

Vista de las raíces
La lechuga ha estado en un patio interior en invierno en Madrid, así que con mucho frío por las noches pero sin heladas. En las noches se mantendrá a una temperatura de "nevera" (de 0 a 4 º C) y de día de 6 a 10 º C aproximadamente.
Lechuga viva. 20 días después de su compra
Vista de las raíces, 20 días después de la compra
Lechuga viva, 34 días después de la compra
Vista de las raíces, 34 días después de la compra. Se ven un par de hojas amarillentas que es mejor retirar.

Como cuidar lechugas vivas


  1. Si quieres cargártela riégala con agua del grifo.
  2. Si por el contrario pretendes que te dure, que la riegue la lluvia.
  3. Si la mantienes fuera en una jardinera o en la terraza estará al fresco y si llueve se aprovechará de la lluvia.
  4. Si lleva tiempo sin llover, usa agua destilada -la de las baterías de los coches o las planchas- y riégala con ella.
  5. Aprovecha para enriquecer el agua con abono con las cantidades de abono indicadas en el producto. Más abono del necesario... y adiós lechuga.
  6. Mantén el recipiente con un poco de agua (1-2 cm), pero no lleno. Es una lechuga, no un pez.

De momento sólo se ha regado con agua de lluvia.
Pero como ya lleva más de un mes y su medio de cultivo estaba enriquecido, la abonaré para estimular su crecimiento.

El agua del grifo no es apta para plantas en maceta porque la cal se acumula en ella sin que pueda eliminarse. Con el tiempo (sólo 1 ó 2 años) la tierra se vuelve demasiado rica en cal y la planta normalmente no crece, no florece o lo hace muy despacio, ya que muy pocas plantas soportan la concentración de cal progresiva. Abonar tampoco soluciona el problema, y a veces el "sobreenriquecimiento" de sales minerales de la tierra produce la muerte de la planta.

Para plantas en maceta, la única solución es el trasplante a otra maceta con otra tierra. Si usas la misma maceta debes limpiarla concienzudamente para eliminar todos los restos de cal (frotar con vinagre ayuda).

Lo mejor es dejar que las riegue la lluvia. Si no es posible, agua destilada. Y si no, al menos alternar riegos de agua del grifo con agua destilada para mejorar y alargar la vida y la vitalidad de la planta.